Nosotros

ORGULLOSOS DE

NUESTRA HISTORIA

Somos pioneros en el Valle del Maipo, con más de 60 años de trayectoria, buscando la mejor expresión del terroir de cordillera a costa.

UN LEGADO

FAMILIAR

Los inicios de Santa Ema, se remontan a comienzos del siglo XX, cuando don Pedro Pavone Voglino, inmigrante italiano, deportista y hombre de negocios, descubrió en Isla de Maipo un Terroir donde hasta hoy está nuestra casa matriz.

El fundador junto a su hijo Félix Pavone Arbea, gran emprendedor y visionario, inició en el año 1956 la empresa vinícola Vinos Santa Ema. Dotándola de una avanzada infraestructura industrial para el desarrollo y gestión de vinos envasados de alta calidad.

A partir de entonces, Santa Ema se abrió a Chile y al mundo, iniciando sus exportaciones, en un proceso sólido e ininterrumpido crecimiento, que hoy en día alcanza a más de 30 países de destino.

Si hay algo que caracteriza el espíritu, misión y visión de Vinos Santa Ema, que sigue perteneciendo a la Familia Pavone, hoy en su cuarta generación, es la adhesión plena y sostenida, a los siguientes principios fundamentales:

1. Respeto por las personas, que se expresa en nuestros trabajadores en un trato considerado, de puertas abiertas, que nos ha permitido siempre, trabajar como equipo, con eficiencia y unidad.

2. Prioridad a la Calidad, constituyendo la excelencia de nuestros vinos, el objetivo principal. Buscando la mejora continua en los procesos productivos.

3. Cuidado por el medio ambiente, incorporando a nuestras operaciones con las más exigentes certificaciones de calidad, procedimientos, seguridad y sustentabilidad.

4. Pasión por lo que hacemos, expresada en la personalidad de nuestros vinos, en la estabilidad de las relaciones con proveedores, distribuidores y con nuestra comunidad.

NUESTRO SELLO

AUTÉNTICO

 

Más que una manera de enfrentar el trabajo, ser auténticos es nuestra manera de enfrentar la vida. Cada árbol es un aporte, cada gota de agua es valorada y cada botella tiene una historia que contar.

VALORES

Tenemos un importante legado familiar basado en firmes valores y una única visión en el proceso de producción de los vinos.

CALIDAD

La calidad en nuestros productos es uno de los cimientos indiscutibles, reflejado durante más de sesenta años.

COMPROMISO

Nos comprometemos a cuidar
a nuestros trabajadores, medio ambiente y entorno.

TERROIR

Estamos presentes en las mejores tierras del Valle Central de Chile: Maipo Alto, Maipo Medio y Maipo Costa.

NUESTROS

VIÑEDOS

Nuestros viñedos están presentes de cordillera a costa otorgando características propias de cada terroir en cada uno de nuestros vinos.

MAIPO ALTO PIRQUE

Fundo Cerro Blanco, viñedos de montaña, ubicados a 1.000 metros de altura. La calidad de nuestros vinos tintos de Maipo Alto es uno de las más consistentes en la vitivinicultura chilena. Las laderas de los Andes tienen suelos, principalmente coluviales generalmente definidos como de mediana y baja fertilidad, ideales para el cultivo de vides y la producción de vinos expresivos y de gran cuerpo.

Variedades plantadas: Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Carmenere, Carignan, Malbec, Merlot, Syrah y Marselan.

MAIPO MEDIO ISLA DE MAIPO

Fundo El Peral, viñedos ubicados en la ribera del río Maipo, que junto con la influencia de la Cordillera de los Andes otorga un efecto climático único. El suelo es plano, aluvial y pedregoso, adecuado para vinos tintos frutosos y también para vinos blancos frescos y equilibrados.

Variedades: Merlot, Cabernet Sauvignon, Malbec, Sauvignon Blanc, Chardonnay.

MAIPO COSTA LEYDA

Leyda, viñedos que se encuentran a 10 kilómetros del océano Pacífico. Es un área de clima costero frío, con suelos graníticos ubicados en laderas de lomaje suave. Fuertemente influenciados por la brisa marina y la neblina oceánica, generada por la Corriente de Humboldt que hace propicia una maduración lenta, dando como resultado vinos blancos vibrantes y minerales junto a tintos aromáticos y complejos.

Variedades: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Syrah, Pinot Noir.

SANTA EMA

EN EL MUNDO

Nuestros productos están presentes en distintas partes del mundo.
La calidad de Santa Ema ha logrado insertarse en los más importantes mercados de los 5 continentes.